Reconoce y comprobarás que ocurre algo diferente
Publicado el 30 junio, 2014

Cuando nos sentimos agradecidos, normalmente le hacemos saber a la otra persona que su comportamiento ha tenido consecuencias valiosas para nosotros, que nos ha dado algo importante y positivo. También, el reconocimiento puede nacer de la opinión de  que hay algo en lo que la otra persona dice o hace que nos sirve de modelo, que nos impulsa a aprender de él. En este caso, también le hacemos saber que le reconocemos una virtud que nos parece valiosa y apreciable y que supone un ejemplo que nos anima a crecer y a esforzarnos por ser mejores personas.

Dar reconocimiento es dar una prueba de atención, verbal o no verbal, positiva o negativa, y en todos los casos intencionada, mediante la cual muestro a la persona que es importante para mí, tanto ella como su trabajo o responsabilidad.

La expresión del reconocimiento tiene un poder evidente en la mejora de las relaciones profesionales y crecimiento personal. Damos al otro la posibilidad de que conozca mejor su identidad pública, es decir, la imagen que tengo de él, la valoración que hago de su modo de actuar. Esta visión de “lo que el otro piensa sobre lo que yo hago” es muy importante y necesaria para profundizar en la comprensión de uno mismo, de las habilidades y fortalezas disponibles. Desde este punto de vista, el reconocimiento es una potente herramienta de aprendizaje.

La ausencia de reconocimiento incondicional, la  falta de atención positiva o negativa a la persona y a lo que ésta hace, es aún peor que la crítica a su conducta o hechos concretos o incluso a su persona.

Si cuando reconocemos generamos una corriente de empatía que nos conecta con el otro, mejora las relaciones y potencia el crecimiento, cuando las expresiones de reconocimiento escasean o se emplean de manera inadecuada en una organización, las relaciones se resienten. Cuando una persona se esfuerza por ayudar a otra y ofrecerle lo mejor de sí misma y encuentra a cambio falta de reconocimiento o de gratitud de manera reiterada, acabará juzgando como injusto lo que la otra persona está haciendo (o dicho más apropiadamente, lo que el otro no está haciendo). Es probable que, en consecuencia, aparezca el resentimiento y la relación se deteriore. La falta de gratitud y de reconocimiento ha roto muchas relaciones de pareja, familiares, de amistad, o laborales.

Practica el reconocimiento siempre que puedas. Pruébalo también con tu familia, en casa, en la calle, con las personas que te atienden en una tienda… Comprobarás que ocurren cosas diferentes en los diferentes ámbitos, que las relaciones mejoran y se consolidan, incluso que tú te sientes mejor. El reconocimiento genera una corriente emocional positiva que afecta tanto a quien lo recibe como a quien lo emite. Si es sincero sería como si dar fuera recibir.  También comprobarás que, al incrementar la práctica, los que te rodean también tenderán a hacerlo de forma progresiva. En última instancia, generarás relaciones más profundas, valiosas y positivas.

EN-AMOR-A-DOS
Publicado el 29 junio, 2014

Te dejaste atrapar.

Buscar estar enamorados ( en amor a dos ). Almas gemelas, media naranja, principe azul… Buscar y no encontrar ese estado emocional permanentemente. Mientras busques a alguien o algo fuera de ti, seguirás sintiendo la separación.

Prueba a encontrar el AMOR-A-UNO, aquí y ahora. Practica tu libertad de sentir en el aquí y ahora. Actúa sin dejarte atrapar una vez más por lo que te “creíste”.

Me he roto.
Publicado el 26 junio, 2014

Cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro. Ellos creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.
El arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, se llama Kintsugi.
El resultado es que la cerámica no sólo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza.
Kintsukuroi es el término japonés que designa al arte de reparar con laca de oro o plata, entendiendo que el objeto es más bello por haber estado roto.

Llevemos esta imagen al terreno de lo humano, al mundo del contacto con los seres que amamos y que, a veces, lastimamos o nos lastiman. ¡Cuán importante resulta el enmendar! Cuánto, también, el entender que los vínculos lastimados y nuestro corazon maltrecho, pueden repararse con los hilos dorados del amor, y volverse más fuertes.

La idea es que cuando algo valioso se quiebra, una gran estrategia a seguir es no ocultar su fragilidad ni su imperfección, y repararlo con algo que haga las veces de oro: fortaleza, servicio, virtud… La prueba de la imperfección y la fragilidad, pero también de la resiliencia —la capacidad de recuperarse— son dignas de llevarse en alto. EDU WIGAND

He engordado tres kilos
Publicado el 24 junio, 2014

Es “interesante” observar ver como intentas controlar a tu cuerpo cuando el cerebro toma sus propias decisiones sin que tengas tanto margen de maniobra.

Tu cerebro controla el hambre y el gasto energético. Es tu cerebro el que decide cuánto “debes” pesar y si te sales de dicho rango, te emite señales para regresar a él, ensalivando si hace falta para comer aún más.

Además de la huella histórica de tu cerebro, tu cuerpo funciona de un modo inteligente y preciso: si consumes menos alimentos, tu organismo consume menos energía para mantener el equilibrio. Sandra Aamodt dice que después de una bajada de peso, el cerebro trabaja durante los siguientes siete años para recuperar lo perdido. Y si nos mantenemos durante una época con unos kilitos de más, puede decidir que ese es nuestro peso ideal.

Más allá de incorporar a tu cuerpo una alimentación sana, come con más consciencia, aprende a entender las señales de tu cuerpo: come cuando tengas hambre, para cuando estés llena y, sobre todo, cuando estés cansada no lo pagues con tu cuerpo.

De este modo, vas creando un nuevo hábito a tu cerebro. Quizá si pones esto en práctica y educas a tus hijas en esta consciencia, la relación con los alimentos sea más saludable, estas más a gusto con tu cuerpo y ganarás en calidad de vida.

¡Qué bien, tengo estrés!
Publicado el 23 junio, 2014

Sabes que el estrés no es positivo para la salud pero la buena noticia es que puedes modificar sus efectos en la medida que cambies la percepción sobre mismo.

La percepción que tienes sobre los acontecimientos define en gran medida cómo estos te afectan. Y lo mismo sucede con el estrés. En este momento te puede estar pasando a tí, ¿Qué significado le das al estrés ? ¿Qué percepción tienes del mismo?

El estrés tiene un lado amable en la medida que te protege. Cuando más conozcas la parte beneficiosa del mismo, más podrás amortiguarlo, ¿Cuánto conoces de sus efectos?

Y, por supuesto, cuanto más puedas reducirlo en tu día a día más calidad de vida tendrás. Estos días “te has pillado los dedos” con la gestión de tu agenda.  Gestionar bien tu tiempo, es un primer paso para evitar un estrés innecesario.

Pilar Jericó contaba los nuevos descubrimientos sobre que “La percepción positiva del estrés te protege de los efectos negativos del mismo. En la medida que seas capaz de variar tu modo de entender el estrés, podrás protegerte sus efectos negativos en la salud. Una vez más, el poder de la mente no deja de sorprendernos”. La formación sobre cómo funciona el estrés en tu vida te está ayudando  a tener una percepción más positiva del estrés, lo que te protege incluso de sus efectos.

Da las gracias a Pilar Jericó por estos aprendizajes.

Escápate conmigo
Publicado el 12 junio, 2014

Los días “turbo productivos”, la infoxicación, el tetris de agenda con microcompromisos, la multitarea, la nomofobia, los días cuesta arriba, las tareas matadoras…  ya han terminado.

Has logrado escapar del trabajo de mentira para mimar tus tareas clave.

Zorionak!
Publicado el 11 junio, 2014

Hoy es el primer día del resto de tu vida.

Haz de este año el mejor año de tu vida.

 

Lo imposible
Publicado el 6 junio, 2014

Hoy tienes una situación imposible de resolver. Y ¿Qué vas a hacer?

Solo yo he cambiado
Publicado el 5 junio, 2014

Nada ha cambiado

Sólo tú has cambiado

Entonces todo ha cambiado.

Ayudar no ayudando
Publicado el 3 junio, 2014

En ocasiones lo mejor que puedes hacer por la otra personas es no ayudar.

Se trata de hacer no haciendo. Es la mejor manera de lograrlo

Suscríbete y recibe en tu correo nuestras publicaciones de "Aprendizaje diario".

ACTIVIDADES PROGRAMADAS 2017

EUSKALIT. visitar web

KnowInn. Implantación de metodologías de Gestión.

Gestión emocional y herramientas de Coaching para el desarrollo profesional. Mayo
Liderar en el contexto actual. Mayo.
Compromiso con la sociedad. Octubre.

Directivo21.

Compromiso Social: un factor de beneficio para la Empresa. Abril.

Deportes 3K.

Cuadro de Mando Integral. Abril.
Gestión por Procesos. Mayo.
Gestión de Personas. Septiembre.

FUNDACIÓN EDE. visitar web

Bidera: Liderazgo y emprendizaje social. Febrero.

EMANA visitar web

Coaching de Equipos Bilbao. Marzo.

ESEUNE visitar web

Global MBA. Modulo EFQM. Marzo.