Necesito poco y lo poco que necesito lo necesito poco
Publicado el 18 julio, 2014

Quieres escucharte decir esa frase: “Puedo vivir con poco y lo poco que necesito lo necesito poco”.

¿Cómo sería vivir con el mínimo de cosas, información, relaciones, comida, experiencias, aprendizajes…? Tendrías que cuestionarte varias creencias arraigadas en en ti en cada momento.

Puedes vivir con Presencia, consciencia, honestidad y coherencia,  practicando  la lentitud, sencillez y el momento kairos.

 

Comienza hoy. Tienes 45 días para vivir así y comparte tu experiencia cada mañana.

 

Tiempo presente y tiempo pasado
Publicado el 9 julio, 2014

 

Tiempo presente y tiempo pasado
se hallan quizá presentes en el tiempo futuro
y el tiempo futuro dentro del tiempo pasado.
Si todo tiempo es eternamente presente
todo tiempo es irredimible.
Lo que pudo haber sido es mera abstracción
quedando como eterna posibilidad

solamente en el mundo de la especulación.
Lo que pudo haber sido y lo que fue
apuntan a un solo fin, que está siempre presente.
Tomas Stearns Eliot  “T.S.ELIOT” (1888-1965)

Juego exterior vs juego interior.
Publicado el 8 julio, 2014

“Cada juego consta de 2 partes: un juego exterior y un juego interior. El juego exterior se juega contra un adversario externo, para superar obstáculos externos o superar una meta externa. No se puede lograr el dominio de ningún juego sin prestar atención a las habilidades del juego interior. El juego interior tiene lugar en la mente del jugador y se juega contra obstáculos como la falta de concentración, el nerviosismo, las dudas sobre sí mismo y la excesiva autocrítica. Se juega para superar todos los hábitos de la mente que inhiben la excelencia en el desempeño deportivo”. El juego interior del tenis, Timothy Gallwey.

Trabajo en equipo y el último concierto
Publicado el 7 julio, 2014

Vas aprendiendo la diferencia entre tocar como solista y tocar música de cámara. Vuelve a ver la película “El último concierto”  y observa cómo se comportan.

Esfuerzo, dedicación, disciplina, respeto a las normas y amor incondicional al equipo y su proyecto por encima de todo. Cuatro grandes profesionales que  logran sacar  un sonido único y compacto como si se tratara de una sola voz, que conmueve y hace llorar al público. Un resultado excelente  que deja atrás las necesidades, deseos, situaciones y ambiciones personales de cada uno de sus miembros.

Y aparece  el conflicto, incertidumbre ante el cambio, la despedida de uno de sus miembros, conversaciones pendientes de los egos y  emociones reprimidas. Otros miembros del equipo te enjuician cuando tú no estas presente. Quieres cambiar la etiqueta y lugar en el que has permitido que te coloquen durante tiempo. Escuchas que no das la talla. Te sientes inferior. Relaciones que se tejen más allá del proyecto y tu te quedas fuera. Tomas conciencia de que un error inapreciable para el público como solista, sin embargo en equipo, este podrá disfrazarlo o engrandecerlo.

Es el momento de disolverse o … una vez más poner por encima de todo el proyecto y al equipo: escuchando, cediendo, permitiendo, cambiando, aceptando y  perdonando.

No te engañes, más retador que ser una buena solista será saber tocar música de cámara. Un gran aprendizaje.

El plan de levantarte sin tener plan.
Publicado el 6 julio, 2014

Se acercan las vacaciones. Escuchas a personas hablar de sus planes de viajes, actividades y encuentros. Escuchas por el contrario a otras hablar de sus planes de levantarse cada mañana sin tener ningún plan.

A ti te seduce la idea de poner en práctica durante un tiempo: La experiencia de vivir sin desear nuevas experiencias, el plan de levantarte sin planes, el reto de ser feliz sin retos.

Y cuanto más te escuchas más incoherente te sientes.

 

 

Intuición o Pensamiento.
Publicado el 5 julio, 2014

Te preguntas muchas veces, cómo distinguir entre la voz interna de tu intuición y la voz de tu pensamiento, cómo distinguir entre la voz de tu Ser y la voz de tu Ego.

Frecuentemente la voz del pensamiento o de tu Ego, tiene que ver con la SUMA.

Frecuentemente la voz de la intuición y de tu Ser, tiene que ver con la RESTA.

Suma, es todo aquello relacionado con nuevo reto, superación, tener, lograr, conseguir… en muchas ocasiones temas materiales, imagen, competir, ganar…

Resta, es todo aquello relacionado con el soltar, dejar ir, vaciar, aceptar, fluir, compartir, cooperar, …

Has entendido mal la generosidad
Publicado el 4 julio, 2014

La generosidad es también dejar espacio para recibir y no sólo dar.

¿Cuándo ha sido la última vez que dejaste que alguien se sintiera útil ayudándote?

Y si quieres dar un paso más pregúntate a la vez: ¿Qué encierra tu afán de ayudar?

 

Gestiona tus expectativas y serás feliz
Publicado el 3 julio, 2014

¿Quién te prometió que las cosas iban a ser cómo y cuando tú querías?

Pregúntate cuántas veces tu sensación de insatisfacción es producida por ti misma. Tu eres en ocasiones tu peor enemiga creándote falsas expectativas, marcándote estándares imposibles de lograr, viviendo en creencias del pasado y compradas a personas que ya ni están aquí.

¿Amar y juzgar son compatibles?
Publicado el 2 julio, 2014

Cuando juzgas, no estas amando… y te cierras a la solución. Amar no es cosa de “ser buena gente” sino de practicidad.

Puedes aprender a distinguir entre juzgar, observar, evaluar:

Al observar, puedes mostrarle sus hechos, algunos conscientes y otros inconscientes, así como las consecuencias de su comportamiento en la relación y en los resultados. Facilitas que la persona tome responsabilidad sobre lo que hace.

Al evaluar muestras y compartes tus criterios, valores e inquietudes ofreciéndole así la posibilidad de incorporarlos y de comprender tu posición sin sentirse juzgado. En todo caso, se sentirá responsable de lo que ha hecho. Es observar y evaluar desde la apertura y enfoque múltiple. Cuando te posicionas en el amor, te centras en la mejor solución, no en mantener tu razón.

 

¿Y por qué a mí no me reconocen?
Publicado el 1 julio, 2014

El reconocimiento hacia uno mismo supone la aceptación de que lo que soy es valioso y suficiente, supone que reconozco mis recursos, y que estoy conforme con mi identidad. Cuando esto no se da, da igual lo que haga el otro, no me sentiré nunca suficientemente reconocido. Hay personas que necesitan alimentar el ego, creando así una estima y valía dependiente de la presencia o no de reconocimientos externos. Estas personas llevan una vida de sufrimiento y  una trayectoria profesional  marcada por el resentimiento de lo que no recibieron, fijándose siempre en lo que falta y no en lo que tienen.

El cómo me siento reconocido por los demás también está relacionado con el manejo de mis expectativas. Si sé recibir lo que me es dado sin expectativas sobre cómo deberían ser las cosas, evitaré la frustración de no conseguir lo que deseo y podré recibir lo que me es dado con agradecimiento y sin envidias por sentir agravios comparativos con mis compañeros, as. Personas exigentes nunca están satisfechas sobre cómo les gustaría ser reconocidas, ya que el reconocimiento dado no coincide con la manera exacta de cómo se hubieran imaginado que necesitaban ser reconocidas. A estas personas en las organizaciones es difícil satisfacerlas.

También he escuchado en sesiones de coaching creencias y juicios que bloquean la propia posibilidad de sentirnos reconocidos. Son frases del tipo: “Me ha dejado una caja de bombones en la mesa, algo quiere. ¿Qué me irá a pedir ahora?”; “Ya me ha dicho mi madre, al verme el fin de semana trabajando: Acuérdate de tu padre que  se murió y  nunca nadie le reconoció nada en la empresa”; “Sí, me reconoce en Navidad delante de los demás, para quedar bien. En realidad ya sé lo que siente”;  “¡Y ni me dio ni las gracias!”.  

Sin embargo, tenemos la libertad de poder elegir la manera de observar la realidad, de cómo responder ante las circunstancias. Quedarme en una conversación de víctima, impotencia, injusticia, sólo me lleva a un sufrimiento asegurado.

Otras personas están creándose las circunstancias de vivir en una organización con más satisfacción.  Sus creencias son del tipo: “Cada cual hace lo mejor que puede, dadas las circunstancias en las que se encuentra”;  “Todo individuo lleva dentro un talento que espera ser revelado” ; “Las personas no hacen las cosas mal adrede”; “Toda acción de otra persona o es una muestra de amor o una petición de amor”.

La organización en la que trabajas puede decidir establecer o no un sistema de reconocimiento para lograr en las personas una mayor satisfacción e implicación. Tus compañeros, compañeras con los que has tenido la suerte o desgracia de trabajar durante unas cuantas horas al día pueden ser personas que posean o no las competencias para el reconocimiento real, sincero, correcto. No obstante, siempre puedes elegir cómo sentirte. Tú decides qué pensamiento vive en ti. Y nada, excepto tus propios pensamientos, te puede hacer daño.

 

Suscríbete y recibe en tu correo nuestras publicaciones de "Aprendizaje diario".

ACTIVIDADES PROGRAMADAS 2017

EUSKALIT. visitar web

KnowInn. Implantación de metodologías de Gestión.

Gestión emocional y herramientas de Coaching para el desarrollo profesional. Mayo
Liderar en el contexto actual. Mayo.
Compromiso con la sociedad. Octubre.

Directivo21.

Compromiso Social: un factor de beneficio para la Empresa. Abril.

Deportes 3K.

Cuadro de Mando Integral. Abril.
Gestión por Procesos. Mayo.
Gestión de Personas. Septiembre.

FUNDACIÓN EDE. visitar web

Bidera: Liderazgo y emprendizaje social. Febrero.

EMANA visitar web

Coaching de Equipos Bilbao. Marzo.

ESEUNE visitar web

Global MBA. Modulo EFQM. Marzo.