La fe que mueve montañas
Publicado el 10 julio, 2017

¿La fe mueve montañas?. Para saberlo, tendríamos que acudir obligatoriamente al idioma nativo de aquel, Jesús, que tanto habló de fe. ¿Qué quiso decir con la frase “la fe mueve montañas”?.

No llegamos a “pillar” el significado de esta frase, tal vez por un “error” de traducción. La palabra “fe” en boca de Jesús no era utilizada como sinónimo de “creencia”, ni tampoco como una llamada a que la gente tuviera que “creer” en él o en “algo”. Con este término hacía mención a lo que en las primeras transcripciones al griego de sus enseñanzas significaba algo como “confianza, perseverancia y compromiso

Y es que, se puede comprobar, que cuando San jerónimo ( 342- 420 ) hizo la traducción del griego al latín de la palabra “fe” ( “pistis” en griego ), utilizó el término que mejor supo o pudo encontrar ( “fides” en latín ). Utilizó este término para traducir algo que en su origen en realidad significaba “ confianza, compromiso y perseverancia”

Esta fe o “pistis” –conjunción perfecta de confianza, perseverancia y compromiso- sí que mueve montañas; y desencadena una fuerza insospechada capaz de hacer realidad el “nada es imposible”.Te aseguro que retomar tus retos con fe, es decir, con confianza, compromiso y perseverancia, aunque no siempre muevas montañas, te facilitará el subirlas y bajarlas. ¡Haz la prueba!

Suscríbete y recibe en tu correo nuestras publicaciones de "Aprendizaje diario".
Archivo de las Publicaciones: